Hasta liberarlos a todos

Al igual que en Santiago y Curicó, aunque sin matones de traje que amedrentan a los asistentes, en el Biobío también se reunieron familiares y amigos de los presos políticos para exigir en las calles su liberación.

La tarde de ayer a las 18 horas y con micrófono abierto para las organizaciones que quisieran plantearse, se dio inicio a la actividad, la cual tenía como centro presionar la aprobación de la ley de indulto general. La convocatoria tuvo como punto de encuentro la Pinacoteca de la cuestionada Universidad Penquista. Centro de estudios que aun mantiene las querellas a los 12 jóvenes del denominado caso UdeC, y que también cuenta con el mentado Carlos Saavedra. Un “jabonoso” Rector , quien a lo Houdini escapa cuando de hablar de los 12 muchachos se trata – pero no duda en acaparar pantallas y eventos intelectualoides- cuando de candidaturas y electoreo se habla.

Los asistentes a la marcha, avanzaron en columna – acompañados de gritos y consignas a favor de la aprobación de la ley de indulto general y contra Saavedra ; desde la Pinacoteca a la calle Diagonal Biobío. Finalizaron el recorrido en la plaza de tribunales donde se cerró la convocatoria con intervenciones de las organizaciones convocantes, destacando el llamado a la movilización popular para este 11 de marzo, al protagonismo y presión de los involucrados con acciones de protesta concretas y a organizar y preparar el poder del pueblo para demostrar su fuerza en las calles.

Nuestro medio, presente en la marcha, se contactó con Francisco Henríquez uno de los jóvenes querellados por el caso UdeC, quien señala para REVOLUCIÓN “A nosotros nos hicieron una investigación, estuvimos tres meses en prisión lo pasamos mal, nunca había estado en esa condición, ni menos encerrado. Quedamos marcados física y psicológicamente por luchar . y así como nos pasó a nosotros les paso a miles de personas y compañeros. Lamentablemente en esa lucha hay compañeros que perdieron sus ojos, compañeros que fueron torturados, asesinados , nosotros tenemos la suerte de estar un poco mejor, pero igual tocamos un castigo, estamos en proceso con arresto domiciliario nocturno, con prohibición de acercarnos a la UdeC. Actualmente Nos siguen aplazando el juicio, porque no tienen evidencia contundente para acusarnos. tenemos compañeros que han denunciado hostigamiento, nos tratan como delincuentes. Pero no es así, somos presos políticos, estuvimos presos por luchar.

manifestantes avanzando por Diagonal Biobío.

Francisco finaliza el contacto agradeciendo a las organizaciones que siempre estan, a los que salen a la calle y que los apoyan y señala “Hago el llamado , para que se sumen a la movilización por el indulto, porque esto no ha terminado, tenemos que continuar, por nosotros, por todos nuestros compañeros que aun siguen en prisión preventiva.” Agrega que “Esto no va a parar hasta que la situación cambie, hasta que quedemos libres. Nosotros salimos a luchar por un un país mas justo, por dignidad, por educación, salud, por una mejor calidad de vida…. Y bueno les pido que se sumen cada vez mas, que no bajen los brazos que no logren infundirles miedo, porque eso quieren lograr. Salgan a la calle, Si somos mas. Somos mas fuertes” Finaliza Francisco para nuestro medio.

Aunque «el Boris» ande jugando al Houdini con el tema, aunque manden a los matones con escopeta a disparar a familiares que se manifiestan fuera de la Moneda Chica, aunque dilaten una y otra vez los juicios, aunque sigan cocinando la libertad. El pueblo se mantendrá en las calles, porque ésta es una tarea con un contenido moral ineludible. Son nuestros jovenes, los que han debido pagar el alto precio de revelarse contra el regimen y no someterse a los mandatos de ladrones, saqueadores y explotadores. A ninguno le abandonaremos. Esta pelea es hasta liberarlos a todos.