Pacos con juguete nuevo

Les comprarán cerca de 650 vehículos más. ¡Claro, como se han portado tan bien los perlas! Así premia el gobierno de Sebastián Piraña la lealtad de los pacos con su gobierno. Como en el dicho popular, Piñera hace de paco bueno y de paco malo. Bueno para regalarle juguetes, malo cuando los deja solitos para “pagar” los costos por las violaciones a los derechos humanos contra el pueblo durante el levantamiento popular.

Lo anunció a medio día por cadena nacional desde la Escuela de Carabineros ubicada en calle Antonio Varas, en Providencia. Los 650 relucientes autitos son parte del proceso de “modernización de la policía uniformada”. Según lo informado por Piñera, la adquisición es la más grande realizada por el ejecutivo desde 2015.

En la conferencia de entrega y sacando el jugo a la cadena nacional, se dio vueltas una y otra vez en la misma idea: que la ciudadanía necesita sentirse protegida, que la violencia del narco y el terrorismo, que las cifras de victimización, que la violencia, que la seguridad ciudadana…

Piñera señaló que el objetivo del proceso es mejorar la “transparencia y probidad en el uso de los recursos públicos, para aumentar su sujeción al orden civil legítimamente establecido y, por supuesto, para fortalecer su cultura de respeto a los derechos y libertades de todos”.

Agregó que esta entrega es la mayor adquisición desde el 2015. A lo que por supuesto no aludió en el mandatario es a las cifras de aprobación de la ciudadanía respecto a los pacos -36%- ni a las cifras de la caída en las postulaciones a su escuela de formación -86% en 2021- o a las múltiples causas contra los miembros de la institución por violaciones a los derechos humanos durante el levantamiento popular de octubre y posteriormente.

Lo que no se entiende bien es en qué medida la entrega de 650 carros policiales evitará que los altos mandos se roben el dinero del Estado, que participen junto al narco en el negocio de la droga y que continúen los montajes para inculpar al pueblo que lucha.