Tres de cada cuatro gatos prefieren a la DC

Yasna Provoste se impuso en la “consulta” de la ex-Concertación. Venció de manera aplastante a sus rivales. La primaria convocó a menos personas que la suma de militantes del bloque de partidos que la organizó. Todo el acto es el fiel reflejo de la muerte política de los partidos del régimen.

No se sabe cuántos votaron exactamente. “Hay comunas chicas y comunas grandes, así que es difícil hacer inferencias”: José Toro, el secretario general del PPD es un hombre prudente con los números; por ejemplo, hay “donaciones” grandes y “donaciones” chicas, las de Soquimich y las que cobra el jefe provincial de Bienes Nacionales por apurar esa regularización de títulos… Pero no nos desviemos. Estamos en la “consulta ciudadana” de Unidad Constituyente. Y Toro calcula, así, al ojo, que fueron 150 lucas, perdón, 150 mil votantes los que eligieron entre Yasna Provoste, Paula Narváez y otro caballero, que parece que es del Partido Radical.

La felicidad desbordante y contagiosa de la triunfadora

Las votaciones fueron bajo la lluvia en muchos lugares, los electores mostraban una cierta prevalencia de personas ya más antiguas, entre ellas las más antiguas de todas: los ex presidentes Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Ricardo Escobar.

Los dos andaban medio a la defensiva.

¿Quién va votar con tanto frío, buen hombre? Sólo los demócratas de fierro.

“Esto es la base de la democracia, el día que todos valemos igual y nadie es superior a otros y es bueno que los ciudadanos lo entiendan, porque ahora hay muchos que se sienten moralmente y éticamente superior y que piensan que la República partió hace dos años”, señaló Frei. Y Lagos, quien discurrió sobre la “revolución industrial” y la “revolución digital”, en una muestra de profunda compenetración con la época moderna, agregó que “en la democracia todos somos igualmente importantes. Nadie tiene el privilegio de decir ‘usted no califica’. Todos los demócratas nos respetamos. Hay que aprender, entonces, a respetar las diferencias”.

Ese “entonces” es sublime y sabio. Sólo faltaba que agitaran un bastón y se quejaran de lo malo que es el rock’n’roll para la juventud actual, y que, en sus tiempos, ellos no perdían el tiempo, sino que estudiaban y ayudaban en el aseo en la casa.

¡Este era! El otro que competía. ¿Cómo se llamaba?

Pero, al parecer, lo que, en realidad, querían hacer los dos estadistas era defender al almirante Arancibia, su viejo socio en la infame mesa de diálogo. En suma, se estaban defendiendo a sí mismos.  

El resultado de las primarias concertacionistas es exactamente el previsible y el esperado: Yasna Provoste. Así se cumplen los deseos de la directiva del PS y, cabe suponer, también de la DC, aunque en eso hay algunas dudas.

Provoste se lanzó como presidenciable imparable en mayo, cuando pretendió articular un “gran acuerdo nacional” para salvar, por enésima vez, a Sebastián Piñera. Pero a la hora de las negociaciones, Piñera le ganó y la estrella de Provoste, paulatinamente, se fue apagando. Pero no lo suficiente como para que PS dejara de exigir a sus socios de la DC que sacaran a la candidata que ellos ya habían elegido, también en una primaria, y la reemplazaran por la descendente Provoste. De lo contrario, amenazaron, nos vamos con el FA y el PC.

Los jefes democratacristianos no estaban convencidos. Provoste no es especialmente querida en la oligarquía socialcristiana. Pero al final, se hicieron las dos cosas: la DC bajó a Rincón y defenestró a su presidente, Fuad Chahín, y el PS se fue con el FA y el PC, para retroceder, a última hora.  

Paula Narváez: «la responsabilidad de esta derrota la asumo cien por ciento yo». Bueno, si así lo quiere…

De ese desastre, surge, finalmente, la “consulta ciudadana” y la opción formal de Provoste.

Todo es muy triste, como debe ser en un funeral. Pero eso no quita que la senadora pueda aún dar la pelea. En la competencia entre el DC crepuscular Sebastián Sichel, el DC dinástico Gabriel Boric y -eventualmente- el DC tránsfuga Diego Ancalao ¿por qué no habría de tener una chance una DC original, classic edition, como Provoste?

Alguien creerá que se trata sólo de una broma pesada, eso de que todos los candidatos presidenciales sean DC. Pero, si se piensa bien, en la hora de su muerte, el régimen muestra algo de gratitud con el que fuera su partido central. En sus ansias de seguir funcionando, el cuerpo casi inerte vuelve a las fantasías de su origen: chuecos, golpistas, burgueses y esa exacta dosis de cobardía moral que los vuelve tan cercanos a tanta gente un poco quedada o pusilánime.

Como quedan pocos de esos en Chile, la propia Provoste ya lanzó la idea de ¡salirse de la DC!

A ver si así le va mejor.