Decreto de Piñera: Constituyentes llaman a defender autonomía de la convención

La "disputa de poderes" que se libra en el país se traslada a la convención constitucional. Allí se peleará quien tiene la iniciativa: los poderes del régimen o la voluntad popular.

Un grupo de constituyentes electos de La Lista del pueblo encendieron los ánimos al suscribir una nueva declaración pública. La que se titula «Nueva Constitución y disputa de poderes». ¿Cuál es la disputa? La que se daría entre el poder constituido, esto es, el régimen, Piñera y su «Acuerdo por la paz» y «la soberanía del poder constituyente cuya legitimidad, desde nuestro punto de vista, emerge del poder originario emanado directamente del mandato popular«-según expresa la declaración.

La soberanía es el concepto al que apuntan los declarantes, según ellos, hay dos elementos en la mesa a analizar, «el primero el poder destituyente de la Revuelta social del 18 de octubre que defiende el carácter soberano del proceso constituyente respecto del poder constituido y, el segundo, la defensa del llamado «Acuerdo por la Paz» que enfatiza el dominio del poder constituido sobre el proceso constituyente«

Los constituyentes acusan a Piñera de intentar a través del decreto exento Nro. 1684, del 20 de junio de 2021, que convoca a la primera sesión de instalación de la Convención Constitucional, de fijar las normas a las cuales deberían sujetarse los constituyentes electos, estableciendo una suerte de condicionamiento la de «aceptar asumir y ejercer el cargo de conformidad a lo dispuesto en el Capítulo XV de la Constitución Política de la República». Lo que, «solo puede entenderse este acto como una acción política que busca zanjar un debate a través de un acto de sujeción del proceso constituyente, haciendo uso del cuestionado poder del presidencialismo neoliberal. Acto que por supuesto rechazamos«- afirman los declarantes.

Finalmente en la declaración insisten: «Reclamamos, las necesarias condiciones democráticas para la participación de los pueblos, tanto respecto a las reglas de funcionamiento de la Convención como por aquellas situaciones de contexto que vulneran los derechos humanos de grupos que participaron de la revuelta constituyente.»

Es la ratificación de la declaración del 14 de junio, léase: que deben liberarse los presos políticos, que deben enjuiciarse a los criminales, que debe desmilitarizarse el territorio mapuche, y que la convención constitucional debe representar al poder constituyente “originario”. 

Los suscriptores actualmente veinte, podrían aumentar después de la reunión ampliada de este domingo 27, que fijará la jornada de investidura y promesa del domingo 04 de julio. Y para la cual ya hay 80 confirmados en su participación.