agosto 17, 2021

“Muero por lo que es justo”

Cuando un ex marino golpista, miembro de la convención constitucional, es premiado por sus pares para seguir entre ellos, se avala su inmoralidad. Quienes lo admiten en su seno son cómplices de la impunidad. Es nuestro deber recordar a patriotas, hombres dignos que, hasta el último momento, no pudieron ser doblegados y fueron asesinados por luchar por su pueblo. Es el caso de los prisioneros de Pisagua.

Piñera, entre el retiro y el ajuste

El gobierno, nuevamente, se ha puesto entre la espada y la pared. Ahora, por la presión de los capitales que piden un ajuste económico -aumento de la tasa de interés, recortar gasto fiscal, bajar los sueldos reales de los trabajadores- y la necesidad de sobrevivencia política del régimen, que se expresa hoy en un nuevo retiro del 10% y en el IFE.

Algo huele mal en Dinamarca

Eduardo Villa caminó un par de cuadras todos los meses desde 2015 a 2017, desde la oficina del jefe, en el cuartel general de la PDI hasta dos bancos, para depositar hasta $3 millones en efectivo. Eduardo Villa es en realidad Eduardo Villablanca, subcomisario de la PDI. Su jefe, era Héctor Espinoza Valenzuela, director de la PDI durante el gobierno de Bachelet. Villablanca, el jefe y su señora enfrentan hoy una querella por lavado de dinero y malversación de fondos públicos por parte del Consejo de Defensa del Estado.

Se perseguirá a todos los violadores de los derechos humanos

En Bolivia, el presidente Luis Arce recibió el estudio realizado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos donde se establecen los actos de violencia de la policía y las fuerzas armadas contra la población. Lo que debería venir es la persecución legal de todos los que cometieron violaciones a los derechos humanos.